19 de octubre de 2011

Epidermia


Mañana mi corazón pequeñito y arrítmico entra en imprenta. Me siento como una de las Madonnas de Munch o como uno de los desnudos de Modigliani.

El Gaviero lo anunciaba ayer en su blog.

Finalmente: Epidermia
                                 como una enfermedad o como una tira de fina piel que deja todo manchado de sangre.

No puedo hacer otra cosa más que dar las gracias a todos los que os habéis interesado por el libro y por su proceso de creación, los que me habéis ayudado con mis dudas u os habéis ofrecido a echarme una mano. Sois muchos.

Gracias a Piquero y a Javi, en especial. Y, por supuesto, a Diego de Haro por la maravillosa ilustración que abrirá el libro. Es, simplemente, perfecta.

Suena bastante tópico, pero tengo que agradecer a Ana Santos su confianza y su paciencia. Me siento muy afortunada de formar parte de la gavia. Y es un honor compartir colección con gente a la que admiro tanto como Alejandra Vanessa, Ana Gorría o Elise Plain.

No sé si me siento vacía. Me siento serena, pero también excitada. He puesto toda mi carne, toda mi piel, todo lo que soy y lo que no. De eso trata un poco esta historia, ¿verdad? 

Ha sido un libro escrito desde el dolor, no es un libro fácil ni cómodo. No puedo sin más desearos que "os guste". He vivido un embarazo ciertamente doloroso, de mucha náusea. Los que habéis seguido el blog en los últimos meses lo sabéis. Quizá es un engendro poco grato, pero es todo yo. Es mi pequeño monstruito.

Este mes he actualizado mucho menos Retales. Aparte de las razones obvias, hay otra: estoy mejor. No quiero decirlo abiertamente por si acaso mañana vuelvo a recaer, pero no hay comparación entre la Sara de ahora y la de hace unos pocos meses. Quizás el libro también tiene algo que ver con eso.

He cerrado una etapa. He escrito un libro. Sigo adelante.

10 comentarios:

Emily dijo...

Enhorabuena, pequeña. Te lo mereces. Vendrán muchas buenas cosas más. Estoy deseando leerlo.
Abrazos enormes.
:****

Viriato dijo...

Epidermia... para degustar por capas. No te mereces menos.

¡Ay, qué orgulloso(¿a?) estoy!

Besazos

tormenta dijo...

Dentro de poco, el texto dejará de ser mío y será vuestro. Todo.

Gracias, bellas.

Anónimo dijo...

No leo nada gris, ni sangre, ni vísceras, incluso hay un "estoy mejor"... lo prometido es deuda.

Enhorabuena.

Sico Pérez dijo...

En horabuena; pero porfa no olvides el dolor!!! Un abrazo!!

Dama Atómica dijo...

Me alegro muchísimo, ganas de verlo, olerlo y muchas ganas de leerlo.

Besos exiliados

tormenta dijo...

Gracias gracias gracias.

Aurélia Jarry dijo...

Qué emoción, Sara... Qué emoción por el parto tan lindo, y qué emoción por eso que contás del "estar major"... Parece que estamos en sintonía. Qué fuerte...(Por más que no haya dado ningún libro a luz)
Bailo, por ahora bailo, y hago que bailen los que quieren bailar.
Felicitación! Esta entrada es pura VIDA!
Un abrazo grande.

tormenta dijo...

Gracias, Aurélia. Sí es cierto que todo huele a vida en el norte.

Anónimo dijo...

maravillosa portada y maravilloso título para un libro. siento un poco de envidia, pero adem´´as eres un poco modelo para mí. Seguiré escribiendo
Clare

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...