23 de febrero de 2011

La dirección de las balas

la luz que me recorre por debajo de la piel y dentro de los órganos y sale de mí por los poros y los agujeros y las pestañas. esa luz se la llevan rachas de viento y ceniza. pavesas de incendios internos, me reflejo en las llamas y contraigo mis músculos al calor de hogueras de huesos. bazookas en direcciones contrarias; dejo que anochezca. y la luz se refleja. objetivos claros que pretenden desgarrar los pensamientos como tiras de piel de pollo. lanzagranadas. y dejo que el viento se vaya. este. oeste. no voy a ser yo quien te convenza de nada. quien pare este arco iris de sangre. quien detenga la lluvia fina. tengo licencia de armas y estoy apuntando lejos. con balas de fogueo.
tú mismo sabrás evaluar si esto es o no es una guerra.

Fotografía de Siera Selene.


8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me fascina ese altercado de versos que disparas..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Carlos Fidalgo dijo...

Si tienes que disparar, carga la pistola. La poesía es un arma (cargada de futuro...)

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

y el futuro es del banco de santander

-dijo Roger Wolfe en "Glosa a Celaya" hace tanto tiempo- y lamentablemente acertó

tormenta dijo...

ya lo habéis dicho todo vosotros. gracias.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Es una guerra, y no sólo asisto a ella asisto embobado, sino que no pienso desertar...
;-)

tormenta dijo...

uy, migue, ten cuidado. igual te alcanzan las balas.
;)

Miguel Ángel Maya dijo...

...Alguna caerá, pero no me importa...
;-)

Céfiro dijo...

Señoras y señoras... abran fuego!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...