23 de abril de 2011

Siempre había algo que te alejaba de los demás


Uso mucho la palabra "algo". [Cantidad indeterminada, grande o pequeña, especialmente pequeña, considerada a veces en absoluto y a veces en relación a otra cantidad mayor o a la totalidad de la cual forma parte]. Algo. Hay algo congénito que me          de los demás. Algo.      

[Lo que no se quiere o no se puede nombrar]. Hay algo que me aleja de los demás. Algo que hay dentro de mí, que anida, pide alimento, me llama por otros nombres, provoca extrañamiento. [Un poco, no completamente o del todo, hasta cierto punto].

No puedo evitar sentirme desplazada y llamarme por mi nombre. Pedir que me llamen como quien pide limosna.

Alguien me llama Sara si me mira a los ojos, que arden.
Lláma-ame 
               Tormenta.

Hablo de ese algo que no sé definir y que me aleja y que me une a vosotros. Ese algo que me aleja y que al nombrarlo, define mi contorno, mis letras de caja baja, mi reino, que es el de Xhelazz, que es el de Eliot. Porque sé que todos [n]os sentís como tordos
                                                  en mitad de la niebla

Foto sacada de Spitting Essence

6 comentarios:

Carlos Fidalgo dijo...

Un corazón grande, se llena con "algo".

María Mercromina dijo...

Que nos ll-amen.
Un beso bonita

duenda. dijo...

Alguien hace algo para algún alguno con algunas lagunas.

muá.

d.

Eva y la manzana dijo...

A veces me siento tan perdida que ni yo mismo me encuentro en el espejo... Pero que a más gente le ocurra, nos llena, porque no nos sentimos tan solos. Una lástima que no siempre seamos capaces de compartir ese sentimiento con alguien... Acaba alejándonos más aún...
Un beso

Pez Susurro dijo...

Es buenísimo


Sara.

un beso

tormenta dijo...

Vuestras palabras como gotas.
Se agradece el frescor la lluvia el agua.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...