6 de octubre de 2011

Siamesas necesarias

Retrato y montaje de Ángel García Arribas

Los bebés lloran y ríen en un idioma que pocos comprenden. Aprendemos desde entonces un idioma que crece con los árboles, el idioma silencioso de la culpa y los helechos. Aprendemos a esquivarnos en los ojos y en los gestos despistados. A huir perdiendo pelo. A encontrar hojas sueltas. Discos descatalogados y conexiones fallidas. Sms.

Quizá todas las personas dentro de mí son tan parecidas entre sí que me dan miedo. Me da miedo vivir en una calle que es un bosque. Vivo en medio de un bosque sin farolas y las noches son hermanas gemelas que comparten útero oscuro y las tardes son el estómago de ballenas que rompen las olas en alta mar.

Mañana la rutina crecerá en la espesura. Mis órganos serán más blancos.

Quizás aprenda algún idioma que no es de nadie.

***

El colectivo Arañados Signos expone en el centro cívico bailarín Vicente Escudero de Valladolid (C/ Travesía de la Verbena, 1) obras plásticas bajo el lema La lenta enfermedad del tiempo hasta el día 17 de este mes. Uno de artistas del colectivo es Ángel García Arribas, que expondrá dos obras (una de ellas la que veis arriba y otra de Eva Villavieja): Siamesas necesarias 1 y 2, que irán acompañadas del texto de Manuel Vilas "Coma mucha fruta".

7 comentarios:

Carlota Garrido dijo...

me gustan las noches idénticas como espuma reflejada en un espejo triangular,

Emily dijo...

el idioma es un lugar perdido. un laberinto. salir a la calle siempre es salir al bosque. allí, las entrañas relucen más blancas que nunca.

:*

duenda. dijo...

cómo mola!

malone dijo...

vi la expo, tiene cosas muy interesantes y los textos muy bien elegidos

Ignacio Carcelén dijo...

Las noches en la ciudad son amarillas, a medianoche te entran ganas te meterte en un agujero.

Anónimo dijo...

¡Ay Sara!, tras mucho tiempo sin pisar por aquí he tenido que venir para decirte en mi nombre y el de otros muchos que tú ya sabes...
¡qué gustazo haberte perdido de vista! A ver si te quedas allí mucho tiempo y no vuelves por aquí. Siempre has sabido dónde no eres bienvenida.

tormenta dijo...

Qué pena que no firmes, tú y la otra mitad del mundo que me odia... oh, qué desgraciada soy, etcétera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...