6 de julio de 2011

Autobús. Cuatro viajeros. Ponferrada

Agnes Cecile

internet es un bestiario. embrutece como la ambición.

se está tranquila viendo pasar las gasolineras vacías, los canales anegados, los labradores solitarios en los campos, los caminos de tierra, la mies.

en internet, la gente se alimenta de los sentimientos ajenos, como monstruos o niños hambrientos de dolor. yo estoy tranquila mientras arrastro la maleta o lloro después de un orgasmo o aparto pensamientos impertinentes o decido respirar o dormir...

últimamente hay menos lectores en el blog. las vacaciones obligan. la gente planifica su placer.

también en mi vida actual hay poca gente. hablo de ponferrada, claro, que también embrutece y amarga con sus adoquines ardiendo y los dobleces de las esquinas repletas de conocidos.

valladolid es una ciudad gris que no sabe acoger a quien la habita por vez primera. valladolid se vuelve ácida con el tiempo, como viejos cascarrabias. 

valladolid es una ciudad gris que me ha robado las monedas sueltas de los bolsillos y los corazones pequeños de debajo de la falda. valladolid es una ciudad gris, oscura, anodina. sin embargo, y disculpen la pésima metáfora, me ha regalado momentos de pigmento puro. personas-arco iris a las que les debo unos cuantos retratos.


Agnes Cecile

4 comentarios:

Emily dijo...

la ciudad corrompe. unas vez que te has ido allí, no vuelves a ser la misma.

Viriato dijo...

Dolor de cosmopolitismo. Deja que las esquinas acorralen a esos conocidos -desconocidos. Que los queme el fuego. El sábado a las cinco de la mañana una tormenta apocalíptica me sacó de mi sueño. Me sacudió. Me recordó a ti. Sea Valladolid anodina o no, acogedora o no, es una ciudad que también sonríe. Aunque sea a base de desconocidos.

Muchos besos

tormenta dijo...

Lindas...

No tengo miedo a marcharme, sino a no dejar nada.

Besos.

duenda. dijo...

Si te llevas algo, será que algo dejas, algo será lo que dejas.

d.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...