21 de mayo de 2010

Mecánica cuántica

Para continuar con mis entradas alentadoras, cuelgo un poemilla que escribí anoche. Se lo dedico a mi Duenda y al personaje Ohm que nos vendía huchas de gallinas.

Ese frío
que no es mi frío
agujerea las paredes,
perfora el cristal,
araña las sábanas.

Como dos universos paralelos,
entre un manido abismo:
la oquedad, el vacío de baldosas grises,
que nos desmonta de las pasiones
y nos apea de nuevo a este mundo
en el que tú no eres ese ser autosuficiente
que predicas
ni yo no soy tan temeraria
como me gustaría.

Tantos nombres visitan la oscuridad,
mientras tú continúas existiendo,
ahora con tus cigarrillos, tu humo,
tu música rock.
Ya no somos los que éramos.

Como una canción decadente
que sigue sonando
pasiva.
La misma frase que se repite
hacia el final...
que se suspende...

La puerta de enfrente es la puerta
que cierra las demás puertas.
Si llamo, encontraré refugio,
asilo, compañía, comprensión.
Y este frío
que no es mi frío
me anima, aviva mi deseo
de calor.

Yo, al menos sobrevivo.
Esta noche lo he hecho.
No llamo a la puerta, cuyo tamaño y distancia
he calculado en mi ergosfera.

Me quedo con mi frío:
la libertad tiene un precio.

10 comentarios:

Rebeca dijo...

Va-lien-te!

Y yo con miedo de elegir el frío...

Muá!

Rak and roll dijo...

He odiado leerlo (ya sabes cómo soy para el frío!!), pero me gusssta! :)

PD: yo creo que me voy a hacer un libro con las palabras de verificación. Molan muchísimo! Bleties!

Adolfo Payés dijo...

El frío es cruel.. me gusta como escribes..



Por problemas con mi ordenador no había podido visitarte.
Lo siento..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos...


Que disfrutes de un buen fin de semana... mis mejores deseos..

tOrMeNtA dijo...

@Rebe: No es valentía esconderme tras unas palabras para ocultar cómo me siento...pero gracias por leerme. Un besazo

@Rak:Lo sé, las palabras de verificación son mucho mejores que los post en la mayor parte de los casos jejeje!!:)Un abrazo.

@Adolfo: Bienvenido de nuevo, un placer tenerte de nuevo. Un saludo.

Mario dijo...

A veces me siento en una terraza a bañarme en frío... o a esperarlo. No sé, tu post, o texto, o lo que sea, ha hecho que me apetezca un café, un capítulo, una imagen, y sonidos dentro de una historia musicada.

Gracias

Duenda. dijo...

arturo nos llamó retrógradas por no comprarle la hucha hortera de gallina psico-délica y por no creer en el tarot ni en la autoayuda.

yo creo en (otras) cosas. y creo en ti, también.

gracias por serenarme el jueves. y por el poema, también.

d.

tOrMeNtA dijo...

@Mario: qué has leído/oído/visto al final?

@Duenda: yo creo en las personas. no creo que las líneas de mi mano digan quién soy, sino más bien mis actos. No?

Rebeca dijo...

Yo también creo en tí y sé que eres valiente. No te escondes tras las palabras, sino que puedes contar con ellas : )
Y corres los riesgos que entraña apostar por aquello en lo que uno cree, aunque eso signifique escoger el frío. Y el frío pasará..

También yo creo en las personas. Creo en la valentía y en la generosidad de los que toman decisiones porque, aunque duelan, creen que son lo mejor y no pensando sólo en ellos mismos.

Es verdad que cada decisión implica una renuncia, pero también un crecimiento, un paso hacia delante. Aunque a veces de miedo.. y frío.. pero hace poco "alguien" me decía que eso es parte de la vida y tiene razón : )

Gracias por tus palabras que no se quedan sólo en palabras. Muá!

tOrMeNtA dijo...

Después de tu comentario, nadie se atreverá decir nada. como para superarlo...

Me he hecho mucha ilusión lo que has dicho, Rebe. Gracias

Rebeca dijo...

Ays! : S Igual me puse un poco seria.. Pero como dicen los chicos de Muchachada: "no todo va a ser risión y despiporre en esta vida"!

Gracias a tí. Un abrazo enorme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...